5 cuidados para tu huerto - Romina Sacre
3826
post-template-default,single,single-post,postid-3826,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

5 cuidados para tu huerto

El cultivar nosotros parte de nuestros alimentos (entre otros muchos beneficios) contribuimos a fomentar una cultura en pro de la auto sustentabilidad, así como, evitar productos industrializados que sólo hacen daño a nuestro organismo y al medio ambiente.

“No puedo ni cuidar una planta” me decía a mi misma cada que se moría un pequeño retoño, hasta el frijol que sembré en primaria murió. Todos te dicen que empieces un huerto pero nadie te menciona cómo cuidarlo.

Cuando comencé a tener mi huerto no fue una tarea fácil. El gusto lo tenía pero la paciencia y dedicación no. Mi mamá solía decirme “cuidar una planta es más que sólo regarla. Son seres vivos, por lo tanto, necesitan de nutrientes y amor”. Cabe destacar que, ella tiene un huerto hermoso. De ella aprendí cómo hay que cuidar a las plantitas bebés y cómo fortalecer a las adultas.

Los cuidados de una planta no son muchos comparados con otros seres vivos pero son sumamente importantes; una hortaliza no emite ningún sonido para demostrar lo que siente, por ello, la observación se convierte en nuestra mejor aliada para conocer el comportamiento de nuestros cultivos, así como, para identificar lo que les falta o sobra.    

Hay cinco aspectos a considerar en toda planta, por más pequeña que sea, estos son: hidratación, luz, poda, plagas y nutrientes.

1.Hidratación- No porque le eches litros de agua a tu hortaliza quiere decir que la estás hidratando, al contrario, puedes ahogarla. Entonces ¿cuánta agua necesita mi planta? Bueno, es un equilibrio, la tierra debe estar húmeda, ni seca tipo desierto, ni tampoco que se convierta en un pantano nuestra maceta. Recuerda ser observador. 

2.Luz- Nuestra hortaliza necesita de un lugar donde pueda recibir la luz del sol (calor) para llenarse de energía y realizar sus reacciones químicas.

Hay plantitas que se les conoce como de sombra; a ellas la luz directa y prolongada del sol les afecta. Por ello, es preferible tenerlas en interiores con luz moderada.

3.Poda- en ésta parte no hay mayor complicación, solo corta las ramas secas (no tronco), así, los nuevos retoños tendrán lugar para crecer.

4.Plagas- Cuando veas que una hoja comienza a tornarse amarillenta de la punta ¡arráncala, es plaga! en cuestión de días contagiará a toda la planta. 

Para evitar que tus hortalizas se llenen de seres dañinos, aparte de nutrirlas, el agua con jabón  es maravilloso. Lo único que tienes que hacer es llenar un atomizador con un poco de jabón líquido y rociarlas (no vayas a darles un baño de burbujas). Ni se te vaya a ocurrir regarlas  con agua que contenga cloro, NO CLORO, quemas la raíz.

Por cierto, el agua que saca la lavadora no tiene porque irse al caño, tus plantas pueden utilizarla. Con ese tipo de detalles cuidamos al medio ambiente.

5.Nutrientes- Ésta es mi parte favorita. Cada planta necesita nutrimentos distintos pero básicamente si compras Triple 17 y abono de estiércol de borrego, y haces humus de lombriz (composta) tu huerto será la envidia. 

Trata de intercalar mes con mes los tres tipos de nutrimentos, esto con el fin de que tu hortaliza obtenga el mayor provecho de ellos.

Triple 17 o como yo le digo “las bolitas azules”, lo consigues en cualquier invernadero o en internet; en promedio, los 150gr cuestan entre $40 – $70 pesos. Es un fertilizante que contiene nitrógeno, fósforo y potasio, elementos básicos para que cualquier planta florezca. Te recomiendo poner poquitas bolitas azules, a una distancia considerable del tallo, y encima de la tierra, cuida que no toque la raíz porque se daña.   

Por otro lado, la mejor forma de utilizar el abono es hacer un rodete a 10 cm del tronco (sin tocar la raíz), llenarlo con el abono, tapar con tierra, echarle agua y ¡listo!

En cuanto al Humus de lombriz. A continuación te digo qué materiales necesitas y cómo hacerlo. Ésta mezcla es perfecta para germinar las semillas o para súper nutrir a las plantitas bebés.

Necesitas:

-Un recipiente cerrado y oscuro (de preferencia de unicel para no dejar pasar la luz)

– charola del mismo o un poco más grande que el recipiente

-Pala o tridente para jardinería

-Todo el desecho orgánico que saques de la cocina (cáscara de frutas y verduras, café, cáscara de huevo)

-Tierra de hoja o la que utilizas en tus plantas.

¿Qué hacer?

Vas a hacerle pequeños hoyos a la base del recipiente (para ventilar), no grandes porque queremos que la materia se descomponga. Y pon la charola debajo del recipiente, esto para que el líquido de la descomposición caiga ahí y riegues con él tus hortalizas.

Luego, vas a ir formando capas de desecho orgánico y tierra, hasta llegar al tope. Cierras y cada quince días lo revuelves. Si te estás preguntando “¿A qué ha de oler eso cada quince días? ¡eww!”. Pues ¿qué crees? No huele mal porque no tiene desecho animal que se pudra. De hecho, dato curioso, a nivel industrial, para fertilizar la tierra, sí utilizan huesos triturado y  sangre animal. Por eso es que en el súper o aún en los mercados conseguimos frutas y verduras gigantes. Cuando tu comienzas a sembrar, te vas a dar cuenta que los frutos van a ser pequeños pero con más vitaminas que uno industrializado.

Cuando hayan pasado tres o cuatro meses, verás que se forma un humus y lombrices (de ahí el nombre) ¡Ahora sí, échaselo a la tierra! Claro, sin las lombrices.

Eso es lo que hago para cuidar mi huerto, espero que lo puedas poner en práctica y me digas qué tal te fue y también si tienes algún otro consejo para cuidarlo.

Creo que el cultivar nosotros parte de nuestros alimentos (entre otros muchos beneficios) contribuimos a fomentar una cultura en pro de la auto sustentabilidad, así como, evitar productos industrializados que sólo hacen daño a nuestro organismo y al medio ambiente.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...
No Comments

Post A Comment