6 soluciones para prevenir y combatir el exceso de estrés o burnout - Romina Sacre
3898
post-template-default,single,single-post,postid-3898,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

6 soluciones para prevenir y combatir el exceso de estrés o burnout

El burnout es un síndrome producido por el desgaste profesional en combinación con algún problema de salud. La buena noticia es que lo puedes prevenir. 

Tomemos unos minutitos para analizar si padecemos lo siguiente:

-Insomnio

-Mucho cansancio.

-Pensamientos negativos.

-Inflamación corporal.

-Depresión.

-Ansiedad

-Antojos de azúcar o estimulantes energéticos.

-Frustración.

-Exceso de estrés.

Si respondiste que si al 80% de estas preguntas posiblemente sufres de burnout.

¿Qué es el burnout?

El creador del término burnout fue el Psicólogo Americano Herbert Freudenberger y lo utilizó para describir una serie de consecuencias que produce el estrés severo y crónico, y hoy en día afecta a todo tipo de profesiones y en la mayoría a personas que tengan retos ambiciosos, que sean perfeccionistas y a los que sufren porque aún no han aprendido a ponerse límites.

Es un síndrome que puede ser producido por el desgaste profesional en combinación con algún problema de salud. Aún no es reconocido como un término clínico por profesionales como psicólogos, psiquiatras o doctores, aunque sí lo relacionan con el desarrollo de enfermedades como hipertensión, enfermedad de la arteria coronaria, trastornos del sueño, depresión, y ansiedad y cabe mencionar que lo asociación con un incremento en el consumo de drogas y alcohol.

Generosity burnout: ¡No te quemes por ser excesivamente generoso en el mundo laboral!

Existe un nuevo término en el mundo del burnout que está creando mucho auge, se llama generosity burnout creado por el profesor de la Escuela de Wharton de la Universidad de Pennsylvania Adam Grant, autor del best seller “Give and Take”, y lo define como quemarte por ser excesivamente generoso en el mundo laboral. Grant con sus colegas llegaron a la conclusión que ser desmesuradamente solidario y generoso puede realmente tener un costo alto. 

Las personas más valoradas en una organización y/o entorno laboral son las que tienen un riesgo más grande de sufrir generosity burnout pero, ¿a qué costo? Al no protegerse a ellos mismos, su inversión en otros puede causar que se sientan sobresaturados y fatigados porque no solo se retrasan en sus propios objetivos sino que eventualmente esto les genera más estrés y conflictos en su ambiente de hogar y familia. 

Definitivamente aquí es cuando las buenas intenciones se fueron por el camino incorrecto.

¡Soluciona y previene un burnout!

Sabemos lo difícil que es auto-ponerse límites, pero es parte crucial para prevenir y combatir el  exceso de estrés. Si ya identificaste que posiblemente sufres de cualquier tipo de burnout es importante que cheques las siguientes soluciones: 

1.Practica las restricciones creativas.

Las restricciones creativas, término que maneja el tan buscado y talentoso diseñador gráfico Damien Correl, ayudan a cambiarte la perspectiva de lo que es ponerte límites a una estrategia para ser más creativa, productiva y eficiente en tus proyectos.

“Las restricciones hacen que el proceso sea más agradable y el resultado final generalmente es algo de lo que estoy más orgulloso”, dice Correl. Él siente que sin restricciones tiene demasiada libertad y es más fácil que se doble-cuestione por tanto tardándose más en terminar un diseño y/o proyecto.

-Es momento de ponerte un cierto tiempo para terminar un proyecto. Salga como salga.

-Trabajar en el proyecto cuando estés feliz y sólo con dos herramientas en vez de cuarto que normalmente usabas.

A veces el ponernos en un rincón destapa nuestra creatividad y efectividad al reducir el efecto de postergar que produce ansiedad y puede incurrir al burnout.

2. Aplica la técnica de Pomodoro.

 “Nuestro cerebro no rinde al 100% tras 30-40 minutos frente a la misma tarea y menos aún en tareas de investigación que requieren de un gran esfuerzo cognitivo” menciona el Psicólogo Clínico Pedro Margolles creador de la plataforma www.neoscientia.com 

La técnica Pomodoro es un método que te ayuda con la administración de tu tiempo. Utilizas un reloj para dividir el tiempo dedicado a un trabajo en intervalos de 25 minutos llamados ‘pomodoros’, separados por pausas. El método se basa en la idea de que las pausas pueden mejorar tu agilidad mental, y te ayuda a evitar el estado de ansiedad que suele provocar el sentimiento de que te hace falta más tiempo para terminar una específica tarea.

Las reglas de esta técnica son las siguientes: 

  • 1 Pomodoro = 25 mins.
  • Entre cada pomodoro son 5 minutos de descanso.
  • Cada 4 pomodores son 15 minutos de descanso.
  • Divide tus tareas y/o proyectos en pomodoros.
  • No se permiten interrupciones.
  • Si algo te interrumpe y te hace perder el ritmo, el pomodoro es nulo. Vuelve a empezar.
  • Evalúa: ¿Cómo has hecho tu trabajo?, ¿Cuántos pomodoros te costó?, ¿En que puedes mejorar?, ¿Y cómo puedes hacerlo en menos tiempo y mejor?

4.Regálate un día a la semana de salud mental.

 ¡D-E-S-C-O-N-E-C-T-A-T-E! Lo leemos por todos lados y nomás no lo hacemos. ¿Por qué? Por FOMO (Fear Of Missing Out) en el tema laboral o por evitar tener el sentimiento que tu competencia se va aventajar y si tú no estás al pie del cañón y conectada todo el santo día pensarás que las oportunidades se te van a ir pero, ¡esto es una creencia limitante! Es comprobado científicamente que una actividad nueva, una aventura placentera, un escape, una sorpresa de ti para ti o incluso estar ociosa por unas horas te encenderá tu creatividad y tus “aha moments” como diría Oprah.

Por tanto, esos momentos de falta de creatividad porque estás sobre saturada y frustrada porque las ideas no te llegan los anulas regalándote un día de salud mental. ¡Te lo mereces! Aunque a veces sea difícil de creer que sí eres merecedora de un descanso. 

5. Haz tus tres comidas del día con tus tres macronutrientes. 

En momentos de burnout  no es lo más conveniente hacer dietas restrictivas porque es justo cuando necesitas de tus tres macronutrientes (proteína, grasas y carbohidratos). Una dieta restrictiva es aumentarle el estrés al cuerpo y no quieres más estrés. Necesitas energía de manera natural por tanto solo come lo más natural, lo más completo y lo menos procesado que puedas.

Si te sientes inflamada es el mismo estrés. No significa que tienes que quitarte comida o meterte a un régimen estricto o incluso estar horas haciendo ejercicio intenso. No le cargues más al cuerpo cuando lo único que quiere es descansar. Solo tienes que calmarte, relajarte y comer muchos antioxidantes en forma de hojas verdes, verduras dulces y omega 3 para mitigar la inflamación producida por los radicales libres del mismo estrés.

¡No tienes que preocuparte por tomar acciones drásticas!

6.Utiliza suplementación anti-burnout.

  • Complejos de Vitamina B:
    • Un estudio muestra que complejos de Vitamina B contribuyen a reducir el estrés ocupacional.
  • Vitamina C
    • Promueve mantener altas tus defensas. Comúnmente cuando estás estresada bajas tu barrera y estás más vulnerable. Sube tu ingesta de esta vitamina. 
  • Vitamina D3
    • Ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso. Procura 1,000 IUs al día.
  • Vitamina K2
    • Excretamos calcio cuando estamos estresados y la vitamina K2 ha sido comprobada que ayuda más a mantener huesos fuertes y sobretodo ayuda a la mejor absorción de la vitamina D3.
  • Magnesio Glycinate
    • Mineral que ayuda a la relajación tanto muscular y del sistema nervioso. Procura consumirla después de cenar. También excretamos mucho magnesio cuando estamos estresadas y la falta de magnesio está relacionado con antojos de azúcar y chocolate.

En el 2013 ComPsych encuesto a más de 5,100 norteamericanos y encontró que el 62% sentía altos niveles de estrés, pérdida de control y una fatiga extrema. ¡No seamos parte de ese porcentaje! 

Espero este artículo te haya ayudado a sentirte más tranquila o tranquilo, y no olvides inscribirte a mi curso en línea: Aprendiendo a Cocinar Rico, Rápido y Nutritivo. Te ayudará a agregar más antioxidantes a tu alimentación de una manera creativa y deliciosa. Empieza el siguiente lunes. Escríbeme a info@healthcoachclau.com para más información.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...
No Comments

Post A Comment