Autoerotismo: Un básico en el amor a una misma - Romina Sacre
3425
post-template-default,single,single-post,postid-3425,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Autoerotismo: Un básico en el amor a una misma

Conocer tu cuerpo, saber qué te gusta y cómo te gusta, para así amar la posibilidad de sensaciones que puedes alcanzar.

Hace unos días, en un grupo de mujeres me preguntaban cuál era la relación entre el amor propio y la sexualidad, si este tenía que ver con la cantidad de relaciones sexuales que se tuviesen. A lo que yo respondí que la sexualidad es todo lo que somos, no sólo las relaciones sexuales; y que el amor que te tienes a ti misma, es proporcional al momento en que te despiertas todos los días y te sientes a gusto en tu propia piel, viviéndote en tu género, descubriendo tus sensaciones, etc.

Por ello, con relación al tema del mes “love yourself”, pensé que la vez anterior ya hablamos acerca de la aceptación y amor hacia nuestra imagen corporal y por ende, a las sensaciones que al cuerpo le pueden suceder. Esto me llevó a querer integrar lo que pudiese ser el siguiente paso: el amor a una misma y la manera en cómo trasladas esto a la sexualidad. Por ello, en automático pensé en el  autoerotismo, que considero un básico en la vida sexual, y también, un ingrediente imprescindible en el amor a una misma.

El autoerotismo se define como la expresión y vivencia de la búsqueda y satisfacción sexual de forma autónoma, sin la participación de otra persona. Una de las formas más comunes de autoerotismo y en la que decidí enfocar este tema, es la masturbación. Para ello, retomo una joya de pensamiento de Woody Allen, quien dice que masturbarse es hacer el amor con la persona que más quieres, o sea, tú misma

Está muy de moda hablar del amor a una misma. Por ello, cada vez que alguien me dice que se súper ama, le pregunto, ¿y te masturbas? Generalmente, la respuesta es no.  Entonces, les comento que un básico para amarse a sí misma, es masturbarse. O sea, conocer tu cuerpo, saber qué te gusta y cómo te gusta, y así amar la posibilidad de sensaciones que puedes alcanzar. Regalarte placer, porque te amas, porque así lo mereces.

El autoerotismo tiene múltiples beneficios para el amor propio. Para empezar, eleva la autoestima. De igual forma, colabora a que te sientas más erótica, sensual, disminuye el síndrome premenstrual, te ayuda a conocerte mejor y así, ser más asertiva con tu sexualidad. Esto es una maravilla, ya que lográndolo, empiezas a amarte desde tu universo sexual.

Como siempre enfatizo, nuestra sexualidad es un espejo de nuestra vida emocional. Si estoy feliz con mi ser sexual, seguro voy a estarlo conmigo misma, y voy a ser capaz de aceptar la luz y sombra que esto conlleva. Así que te invito a que hagas de la masturbación, un hábito sexual. De esos que sabes mejorarán tu vida, te ayudarán a sentirte más plena, a amarte y aceptarte empezando desde ti y no esperando que llegue de afuera. El amor siempre es válido y más cuando viene de adentro, y que mejor explorando tu cuerpo, ¡empieza hoy!

Sígueme en mis redes sociales:

Twitter @ferzaratesexologa

Facebook www.facebook.com/sexologaferzarate 

Comentarios

Loading Facebook Comments ...
No Comments

Post A Comment