Bienestar Archives - Romina Sacre
249
archive,category,category-bienestar,category-249,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Cuando de sexo anal hablamos, al ser Sexóloga constantemente escucho: ¡Qué asco!, ¡qué horror!, ¡eso no es placentero!, ¡se me va a salir algo!, ¡nunca lo haría! Pero, ¿por qué no aventarse a sentir más placer? 

Cuándo estás descansado todo el mundo fluye mejor, eres mejor mamá, mejor papá, mejor persona. Hay niños que están catalogados como berrinchudos o llorones y no lo son, sólo están cansados, están agotados. En cuanto empiezan a dormir, los niños comienzan a desarrollarse, si estaban atrasados en gatear, en caminar o en hablar, lo empiezan a hacer, suben de peso, es un niño que come mejor, que sonríe, que está de buenas, las cosas empiezas a fluir.
La vulvodynia es un dolor crónico, vulvar y pélvico, que no tiene una causa o raíz. Pamela Clynes, a quien admiro profundamente por su valentía y agradezco por compartir, nos cuenta su historia de lo que es sufrir esta enfermedad silenciosa, pues si nadie habla de lo que siente, obvio nadie la conoce. La salud es primero así que olvidemos la pena y logremos que este tratamiento llegue a México. 
La cándida es un hongo en forma de levadura, una cantidad pequeña vive en nuestra boca y en nuestros intestinos. Cuando se sobre produce, puede romper la pared intestinal y penetrar la sangre liberando subproductos tóxicos en el cuerpo causando un intestino permeable y candidiasis (infección de cándida). Esto puede crear muchos problemas de salud, desde problemas digestivos, fatiga, depresión y hasta dificultad para bajar de peso.
Aunque en ese momento sólo observé, no puedo decir que fue una mala experiencia. Ver personas disfrutando con toda la  libertad, resulta muy placentero y, ¡se antoja!  Esto, me mostró otra perspectiva a la hora de relacionarnos sexualmente. Ser swinger, para nada es lo que la gente cree y nos cuenta.

Se le atribuye todo el peso de la relación sexual y esto no hace más que seguir perpetuando mitos.