Corazón y mente Archives - Page 2 of 5 - Romina Sacre
248
archive,paged,category,category-corazon-y-mente-blog,category-248,paged-2,category-paged-2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
Tengo treinta y tantos años y soy soltera. No se me fue el tren a ningún lado. Nadie me dejó, no soy quedada ni amargada, no estoy incompleta, no estoy loca y mucho menos soy solterona. Sólo soy soltera. Soltera profesional, esas que nos salimos del modelo de mujer que nos vendió Disney, las telenovelas y sobre todo del modelo que nos enseñó la familia desde que nacimos.

¿Te sientes con los cables cruzados y la energía baja?, ¿andas inseguro por la vida y con un nudo en el estómago? ¿Sientes la garganta cerrada, el pecho oprimido y las ideas revueltas? Seguro tienes desalineados los chakras.

Socialmente, nos imponen la monogamia serial. Sin embargo, desde épocas Freudianas, se dice que los seres humanos, por naturaleza, tenemos tendencia a practicar la poligamia. Entonces, la situación (y sueño cumplido) es la siguiente: ¿qué pasaría si pudiéramos amar a varias personas a la vez, de manera consensuada, libre y consciente?
Me da mucha alegría cumplir un año más. 
Me ha costado mucho trabajo el sentirme bien conmigo  y saber cómo lidiar con esa voz interna que a veces se aparece para hacerme comentarios como: "Te ves gorda", "Ella seguramente se va a ver más guapa que tú en el evento", "No eres tan buena para tu trabajo". 
Cada cosa que nos sucede es una lección de vida. En vez de ser víctimas, tomemos las experiencias como una oportunidad para crecer. 
Esta es la tercera parte de la historia de Alejandra Rubiralta quien nos cuenta lo que fue tener sobrepeso en la adolescencia y después sufrir de anorexia. 

A una mujer siempre le costará el doble ganar la mitad. Lo dijo Iris Young y yo no estoy dispuesta a continuar con esa realidad. 

Es tú vida y tú decides cómo vivirla.

Para volver a ver al amor con nuevos ojos, es necesario ser una nueva persona. Cada relación que tenemos tiene un poder mágico, y ese poder para mí, es el de sanar cada vez más nuestras emociones, nuestra mente y nuestro corazón.