México mi amor - Romina Sacre
4094
post-template-default,single,single-post,postid-4094,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

México mi amor

Un cielo lleno de de estrellas y el sonido de las olas. Esto podría salir en Google images si buscaras la palabra “paraíso”. Hoy llegué a Tulum y no puedo estar más feliz de estar aquí.

Celebré hace unas horas el grito de independencia y mientras gritaba “Viva México” se me puso la piel chinita. Tal vez fue el tequila helado que me tomé o la emoción de decir en alto el nombre de mi país, pero sí soy una persona sumamente orgullosa de ser mexicana. 

Mexico es mi país favorito del mundo y cada vez que estoy fuera lo extraño. Es difícil elegir qué es lo que más me gusta porque sí soy una enamorada de mi país. Para empezar, la comida mexicana es mi favorita. Yo podría vivir de comer sopes de maíz azul con queso oaxaca y crema. El pozole, las conchas de chocolate, el café de olla, los molletes, el guacamole y los chiles rellenos son mi máximo. Soy FAN de las paletas de grosella, las nieves de jícama con chile y los helados de chocolate Abuelita.

Soy muy fan de los refranes y de los dichos que si los tratas de traducir en otro idioma no hacen sentido. A los mexicanos nos mama la fiesta y nos gusta bailar a ritmo de música guapachosa. (He aprendido que nunca le puedes decir a un mexicano que le caiga a la fiesta con quien quiera porque llega con siete amigos). Somos familiares, cálidos y tenemos un humor muy particular para ver las cosas. Tenemos también muchos días festivos y tradiciones que a veces no hacen sentido pero otra vez, cualquier motivo es bueno para reunirse y festejar. Mi tradición favorita es el Día de Muertos y todos los años pongo mi ofrenda con las fotos de mis abuelos, mi primo George y mi perrita Fiona. Mis ciudades favoritas en México son San Miguel de Allende, Oaxaca y CDMX. Los mejores atardeceres son desde las montañas en Acapulco, me tatué la palabra “paraíso” después de regresar de Bacalar, me enamoré de los contrastes de Los Cabos y mi próximo viaje sí o sí tiene que ser a el Valle de Guadalupe y a San Cristobal de las Casas. Me mama lo mal habladas que son las mujeres jarochas y lo bien que se arreglan las norteñas.

Brindo por México, con un tequila helado por mi país, porque nosotras y nosotros como sociedad explotemos todo lo positivo. Viva el talento y el trabajo que hacemos nosotras y nosotros. Que jamás muera el orgullo de ser mexicanos.

Brindemos siempre.

PD. Si quieren brindar con lo mejor de México, no olviden ir a La Europea jijiji.

Les mando besos mis palerines. Gracias por leerme.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...
No Comments

Post A Comment