Nueva York con E - Romina Sacre
2141
post-template-default,single,single-post,postid-2141,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Nueva York con E

Si les chocan las cursilerías les recomiendo salirse de este post, pero si les gusta leer cosas románticas de semi oso, entonces no se pueden perder mi historia de cuando fui a visitar a E (el muchacho que me gusta) y con el que decidí que iba a ver qué onda a pesar de que él vive en Nueva York y yo en el DF.

*****

Estuve a un pelito de rana calva de no irme y todo por la “supervisora” tarada de Aeroméxico que dijo que no me podía subir al avión: “Ve, tu visa está destruida”.  Y sí, hace tres años una perrita que iba a adoptar mordió mi pasaporte el cual tenía mi visa. Cambié mi pasaporte pero la visa me valió porque tengo Global Entry y entonces nunca me la piden. “¿Por qué no me van a dejar abordar si llevo entrando a Estados Unidos los últimos tres años con esa visa destruída?”, le dije tratando de no llorar. “No, no se puede”, me contestaba sin verme a los ojos. Vi su determinación y en ese instante que me suelto a berrear como Magdalena. ¡Fue lo peor! (O sea me vale llorar en público pero trataba de hacer el menos drama posible porque el día anterior me había ido a poner mis extensiones de pestañas y me acordaba que Lupita de Siete 30 Salón Boutique me dijo claramente: “No te eches agua en los ojos cuando te bañes y no llores”).

Todavía con lágrimas en mis ojos (y unas pestañas caídas, ni pedo, me lo advirtieron), le hablé a E para decirle las malas noticias. “Es broma, ¿verdad?”, me dijo. “No”, le respondí. “Trata por otra aerolínea”.

Buena idea. E me compró mi boleto a las 2:40 pm esta vez por Delta. Me fui a hacer mensa un ratito al lounge de American Express y llegué a documentar tres horas antes. (Súper intensa con la puntualidad pero mejor que me bateen antes a estar esperando a lo idiota). El joven de Delta me pide mi pasaporte y mi visa, y cuando la ve me dice: “Déjeme checar con el Señor de migración porque está destruida.” Yo temblaba. Llegó el señor de la migra, checó mi visa, mi pasaporte y se metió a su celular a checar cuales habían sido mis últimos viajes en Estados Unidos. Todo amable me dijo: “Sí puede viajar, no hay ningún problema”. ¡Casi lo beso! La verdad es que tanto el joven de la aerolínea como el señor de migración se portaron SÚPER bien conmigo porque me ayudaron (no como la maldita de Aeroméxico destruye sueños de amor).

Con mi boleto en mano, le marqué a E para darle la buena noticia. “Qué bueno que no hubo problema, te veo acá, bonita”, me dijo.

Llegué a Nueva York feliz como una lombriz y mientras veía el skyline me vinieron miles de recuerdos de cuando yo viví allá. Fue hace mucho tiempo desde que regresé, pero siempre voy a sentir que NY es mi segunda casa. Estaba escuchando el nuevo disco de Adele cuando vi que faltaban dos cuadras para llegar a casa de E. No saben mi emoción, moría de ganas de verlo.

Toqué el timbre y cuando me abrió la puerta me le abalancé y lo abracé fuerte. No sé cómo ponerlo en palabras y me voy a pasar de mega cursi pero siento que cuando estás con la persona que quieres, el tiempo se detiene (les dije que era mega cursi, ¿¡qué me está pasando!?). Olerlo y darle un beso fue lo máximo. E me hace sentir increíble y no dejaba de decirle: “I’m so happy” como disco rayado #TérminoNoventero

Alcanzamos en un bar a mi amigo Ken, a su novia Eri, Kevin, la novia de Kevin, Michelle y Andrea, y de ahí caminamos hacia el Hotel Indigo.

IMG_3752

Andrea, Michelle,  Ken, su servilleta, Eri, E, la novia de Kevin, Kevin 

Fuimos al bar y de pronto me percato que el lugar se llama nada más y nada menos que ¡MR. PURPLE!, ¿¡ME EXPLICAN!? Ay no sé, chance y yo soy bien intensa pero yo creo que nada es coincidencia. El bar estaba súper cool y me dio mil gusto convivir con mi cuatacho Ken al que amo con todo mi corazón y con el palero de Kevin que es bien chistoso y me hace reír mucho.

IMG_3751

WTF! 

Después de unos mezcales regresamos a casa de E.

“¿Me haces piojito?”, me dijo. Y nos dormimos abrazados.

Viernes 11 diciembre 2015  

Fui a NY a visitar a mi amor E, pero eso no significa que tenga que andar de muégano con él todo el día, además una de mis mejores amigas, Fabiola, también vive allá por lo que aprovecho cada oportunidad para estar con ella. Fuimos a comer lunch a Two Hands en SoHo, un lugar healthy súper rico.

IMG_3757

Te amo, amiga

Echamos el coto a gustísimo cuando de pronto entró al restaurante el papito de Nate Archibald, también conocido como Chace Crawford. ¡Guapérrimo! Obvio aproveché para tomarle un Snapchat (si no me siguen, no sé que esperan @rominasacre) y me lo sabroseaba mientras tomaba uno de los chai lattes más ricos que he probado. Fuimos a dar la vuelta y a ver qué se nos cruzaba, así que me fui a comprar unas ropitas a & Other Stories y a Madewell. Me despedí de mi media naranja (así nos decimos) y llegué a las 7 pm al depa de E.

E hizo reservación en Bouley, un restaurante francés en Tribeca y me pidió que me pusiera un vestido porque el lugar es muy elegante. E se tardó 25 min para decidir qué saco se iba a poner (si sabe que estoy escribiendo esto de él, me mata, pero yo me sentía el güey de la relación). Al final, salimos echando tiros.

IMG_3762

Obligué a E a tomarse una foto con la bonita decoración del lugar. 

Bouley es un restaurante para ñores pero el lugar está súper bonito, muy romántico y la comida DELICIOSA. E pidió el pato, yo el New England Black Sea Bass que venía con una salsita que parecía que los Dioses habían cocinado. Obvio no podían faltar los postres así que nos dimos el Hot Caramelized Anjou Pear y el Hot Valhronna Chocolate Souffle. Estuvimos platicando como hasta las 11:30 pm y me dijo que si quería ir a echar drinks a otro bar.

Caminamos de Bouley a Paul’s Baby Grand porque quedaban cerca y porque el clima estaba magnífico. ¡No hacía frío! Llegamos a la cadena del lugar y el cadenero en vez de ser un modelo es un teto con lentecitos todo nerd. Nos dejó pasar y antes de entrar al lugar nos repitieron dos veces que no podíamos tomar fotos. (Se me hace que se han de meter montañas de perico en ese lugar o algo porque no había nadie conocido). El lugar está lo más cool. Con paredes de tapices de palmeras, sillones rosas de terciopelo, los meseros con tuxedos blancos… Una onda muy Miami de los 90. La música buenísima y E y yo le sacamos brillo a la pista. (Luego me enteré, gracias a Google, de que el lugar es de Paul Sevigny, hermanito de Chloë, la hipster).

Tomamos un taxi para alcanzar a Stephen y a Alex los amigos de E en Chloe 81, el antro donde solía ponerme bieeen malita de mi alcohol en el 2010, y la neta me sorprendió que siga de moda. En el camino -ya medio entrados en copitas- E me dijo: “I love you. Do you want to be my girlfriend?”. Y yo… ¡me cagué! Le contesté, tetísima, “Yes!”. (Ay ya, justo era lo que no quería, convertirme en la persona más melosa de la historia, pero creo que ahora me estoy tragando mis palabras).

Llegamos a Chloe 81 y sigue el mismo cadenero trabajando ahí. Se llama Anthony y es un tipazo. Conviví con Stephen, quien me cae cañón, y con Alex, a quien no conocía pero bastó que me preguntara qué tal estaba el DF para que yo me soltara y le vendiera que está poca madre.

Terminamos a las 5 am porque #YOLO.

Sábado 12 de diciembre del 2015 

¿No es lo mejor cucharear en la mañana sobre todo cuando estás medio crudo?

No me quería mover de la cama pero teníamos que sacar a pasear a Huey, el bulldog francés de E, que es lo más noble y bueno del mundo. Me URGE que conozca a Carlota (mi perruna) porque siento que se llevarían súper bien.

IMG_3761

Gordito hermoso y pedorro. 

Fuimos a desayunar/brunchear a un restaurante de comida TexMex y de ahí a pasear por South Street Seaport el cual ha cambiado muchísimo. Yo viví en el Financial District tres años de mi vida y cuando estaba en esas zonas no había NADA. O sea, era súper aburrido, pero ahora hay miles de restaurantes y bares. ¡Está muy bonito!

IMG_3753

BIENPINCHEFELIZ

Regresamos al departamento y vimos un ratito “Nathan for you”, nuestro programa favorito. (Si no lo han visto HÁGANSE UN FAVOR y véanlo, es la cosa más cagada del mundo). También me dediqué a mandarle Whatsapps a mis amigas para decirles que ya tengo novio. Todas se emocionaron porque en una de esas ya salgo.

No mamen.

Esa noche andábamos cansados pero igual fuimos a cenar sushi a Blue Ribbon y, una vez más, comimos como gorditos, pero es sushi, así que no hay tanto pedo. De postre me di unos mochis de té verde. #YUM.

IMG_3758

IMG_3754

Esa noche, mientras cenábamos, veía a E y me semiderretía. Se puso una playerita negra y se veía papi. Hay veces que sólo me gusta verlo… Creo que sí me estoy enamorando y cabrón.

IMG_3756

La pinche intensa tomándole fotos paparazzi. ¡Déjenme! 

Caminamos agarrados de la mano por el Lower East Side y sólo pensaba que somos muy afortunados de habernos encontrado. (También pensaba que en el Lower East Side era donde peor me ponía de mi alcohol en mis épocas de borracha).

Qué padres son las noches donde una no está ebria.

Domingo 13 de diciembre 2015 

Mi media naranja Fabiola vive en Nueva York desde hace 8 años y desde que se casó con Scott se mudaron a DUMBO en Brooklyn, así que nos invitaron a E y a mi a brunchear a Vinegar Hill House, donde me di un omelette. De postrecito todos decidimos pedir unos pancakes. Cuando vayan a Nueva York vale muchísimo la pena ir a este restaurante, todo lo que pides es magnífico.

IMG_3763

Que si el E, que si el Scotts, que si Fabis, que si la foto con la vista. 

IMG_3759

Si no tienen problemas de la vista pueden ver el Empire State al fondo. Yo me tardé 15 minutos en verlo. 

Después de un par de horas nos pidieron amablemente que nos retiráramos, por lo que fuimos por unos cafés y de ahí al depa de Fabi y Scott. E empezó a preguntar por qué los latinos teníamos dichos para todo que no hacían sentido. Fabiola y yo nos cagamos de risa porque de cierto modo, tiene razón. Entonces analizamos los siguientes:

Al pan pan y al vino vino – To the bread bread and to the wine wine = NO hace sentido.

Antes de lo que canta un gallo – Before the cock crows= NO hace sentido.

Camarón que se duerme se lo lleva la corriente – If the shrimp falls asleep the flow takes him= NO hace sentido.

Scott es de Canadá y le contaba a E que le costaba mucho trabajo entender español porque hay palabras que tienen muchos significados como “cabrón” o “pedo”. Fabiola y yo sólo nos cagábamos de risa de ellos.

Después de abrazar a Fabiola como por 15 minutos (es que la amo demasiado), tomamos nuestro Uber de regreso a Manhattan, pedimos comida Thai para cenar y vimos la tele.

Gracias Universo por domingos así.

Lunes 14 de diciembre de 2015

E trabaja desde su casa, así que mientras yo escribía en mi compu cosas de Púrpura, él también hacía lo suyo. Estaba chistoso porque cada hora decíamos “break”, E se levantaba de su silla e iba a darme un beso. Yo me escapé un ratito a SoHo para ir a comprarme una bolsa que quería, regresé y me arreglé en friega porque íbamos a ir a cenar a L’ Artusi, donde me valió y me comí una pasta que sabía a gloria.

Durante la cena quería preguntarle cuándo nos íbamos a volver a ver pero me quedé callada porque no quería verme tan intensa. “¿Qué traes?”, me preguntó. “Nada”, le respondí. “Bueno, es que quería ver si te gustaría venir con mi familia y conmigo a pasar año nuevo a Marruecos”. “Sí, me encantaría, sólo pásame las fechas. Te podría alcanzar antes en París, ¿quieres?”

¿Y que creen que pasó? Que lo vi en París y pasamos año nuevo juntos en Marruecos y cada día que pasa me clavo más y más. Y estoy feliz, como nunca.

Los quiero mucho, gracias por ser cómplices de la aventura más pinche loca que he hecho en mi vida. Si quieren que les cuente la segunda parte escriban “sí” en los comentarios.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...
5 Comments

Post A Comment